Ya vimos anteriormente un par de mitos del verano, hoy veremos dos más

 

Mitos del verano - Factor de protección

Mitos del verano . Factor de protección

 

  1. Contra más alto es el número de FPS de la crema protectora más me protege esta

 

Es un error habitual el guiarse de la numeración de FPS en las cremas bronceadoras a la hora de elegir una para nuestra protección. Damos por hecho que la crema protege más en función de que el número sea más alto. Así nos guiamos por nuestra piel y tendemos a utilizar los números altos si nuestra piel es más blanca

Esto es un error ya que ese número no indica el grado de protección, sino la duración que tendrá dicha protección sin riesgo para nuestra piel.

Así para entender el significado, pondremos unos ejemplos.

Imaginemos que tu piel tarda 10 min. en ponerse roja y utilizamos un FPS 15, pues bien, el resultado de protección que tendrás será la multiplicación de 10 por 15 ( FPS ) es decir 150 min protegido. Si utilizaras un factor FPS 50, el resultado sería el de multiplicar 10 por 50 ( FPS ) es decir 500 min.

En ambos casos la protección sería la misma, lo que cambia por utilizar un FPS más o menos alto será la duración de dicha protección.

 

Mitos del verano - Medusas y sus picaduras

Mitos del verano – Medusas

 

2. Es bueno orinar en una picadura de medusa

 

Este es uno de esos viejos mitos que se repiten una y otra vez como si de un hecho científico probado se tratara, nada más lejos de la realidad.

Hay que partir de la base que no todas las picaduras de medusas son iguales ya que hay de diferentes tipos con venenos que producen efectos diferentes.

El protocolo de actuación siempre debe ser el mismo, acudir inmediatamente al puesto de primeros auxilios de la playa en caso de que lo haya o al centro hospitalario más próximo.

Si no fuera posible la atención de un profesional médico, desde luego debemos evitar el orinar, poner vinagre o todos esos remedios caseros que han llegado a nuestros días.

Lo que deberías hacer es:

  • Evitar tocar la zona afectada, así evitarás se extienda por la piel.
  • Lavar con agua salada, nunca con agua dulce
  • Aplicar hielo pero no directamente sino envuelto en una toalla o paño
  • Aplicar una crema con cortisona y tapa la herida

 

Los dos mitos tratados hoy cobran especial importancia ya que afectan directamente a nuestra salud y por tanto es de vital importancia saber correctamente que hacer tanto a la hora de proteger nuestra piel como a la hora de actuar ante una picadura de medusa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar